Tramo 1: Puerta de San Basilio al Castillo de Alburquerque

La contramuralla o barbacana y la liza

Como antemuralla a la muralla de la ciudadela se levanta la barbacana que va en paralelo con la muralla por su lado exterior dejando un pasillo  o liza que tiene entre 3,5 y 4,9 metros. Generalmente los restos  de la contramuralla se han conservado en muy mal estado, aunque en el tramo entre la puerta de San Basilio y el castillo se han conservado suficientes restos para que se haya podido reconstruir una parte y otra marcada en el pavimento una vez se ha documentado con la excavación arqueológica previamente realizada. Así se ha recuperado la barbacana a los dos lados de la  “torre vigía” que se encuentra 16 metros al noroeste de la puerta de San Basilio, que se ha levantado hasta coincidir con la cota de acceso al pasadizo que tiene dicha torre en su base.

La contramuralla en dirección al castillo continúa en paralelo a la muralla llegando a tener una altura de 3 metros. El resto de la barbacana hasta el castillo  se encuentra tapada esperando una próxima restauración.

Las medidas de la contramuralla, a pesar de que en altura no la tenemos, siempre son menores que la muralla. Así pues, si la muralla llega a superar los 2,8 metros de espesor, la barbacana no superaría  los 70 cm.