Tramo 2: del Castillo a la Puerta de las Cuevas

La barbacana del castillo

Es la muralla de menor tamaño que se extiende en paralelo al muro Este del castillo uniendo las dos puertas de acceso de esta imponente fortaleza. Completan la barbacana cinco pequeños torreones semicirculares que albergan en su interior las cámaras de tiro con sus respectivas troneras que colocadas en dos alturas encontramos más de 50 a lo largo de toda la contramuralla. También se conserva una poterna o pequeña puerta que facilitaba la salida al foso.

La Liza del castillo

Es el espacio existente entre la barbacana y el muro del castillo de unos tres metros y medio de ancho, es considerado  un pasillo-trampa, puesto que una vez el enemigo se encontraba en su interior podían cerrarse  las dos puertas de sus extremos y quedarse totalmente aislados.

La contramuralla junto a la Huerta del Duque

A pesar de que no se aprecia la existencia de contramuralla en el tramo entre el castillo y la puerta de Las Cuevas se sabe de su existencia primero porque el exterior de toda la muralla de Cuéllar llevaba su contramuralla y también porque sobre el terreno se percibe el recorrido que tendría y que en parte seguramente se encuentre aún cubierta de vegetación o rellenos de otro tipo de materiales.