La puerta de San Basilio desde el interior de la ciudadela

La vista que nos encontramos en la actualidad es una visión modificada del original que por su nivel de deterioro tuvo que ser restaurada parcialmente en los primeros años de la década de los setenta del siglo XX añadiéndose con toda probabilidad un excesivo “forrado”  de ladrillo que le da una imagen muy diferente de la que vemos en alguna fotografía antigua donde se aprecia una puerta con más paramentos de mampostería  que de ladrillo.

Por otro lado, si nos imaginamos como sería la puerta original  tenemos suponer tendría bastante más altura, encontrándose cerrado por varios metros más de muros lo que en la actualidad es el primer nivel del adarve que sería una estancia rectangular sobre la puerta, llegando a ser la parte interior de la puerta  la misma altura que el resto, lo que supondría tener originariamente sólo un paseo de ronda.

La subida al adarve. Dos pasadizos realizados con bóvedas de medio cañón se encuentran a ambos lados de la puerta por los que se podía llegar a coronar la muralla. En la actualidad, desde la calle solamente está habilitado el pasadizo del lado Oeste de la puerta, que mediante una subida en recodo nos lleva a la primera línea del adarve. La subida a la parte superior se puede hacer por dos escaleras laterales que conducen a la parte superior de los dos torreones.