La Torre vigía de la puerta

Además d estar protegida la puerta por dos torres adosados a ella, a 16 metros levantaron otra torre que con mejor perspectiva servía de guardián de la puerta desde el lado noroeste. Este se levantón con una planta semicircular y dos refuerzos a dos lados rectangulares que se encontraban entre la muralla y la torre semicircular. Esta torre corresponde a la primera etapa de construcción de las murallas y conserva gran parte de su construcción  mudéjar en la que después de un  zócalo de mampostería se van alternando las verdugadas de un solo ladrillo cada 120-132 cm.

Singular es también el pasadizo que tiene prácticamente a nivel de calle y que repite el mismo esquema que los de la puerta, con una anchura de 105 cm. y una altura de 240 cm se cierra en su parte superior con una media bóveda de cañón en la que se pueden apreciar los restos de los tablones del encofrado. Este túnel fue planificado para evitar tener que salir de la liza desde la puerta de San Basilio hasta el castillo, ya que la torre semicircular superaba el ancho de la liza.