La Puerta del Exángel o de Santa Marina

El Exangel, Desángel, Ensange, son algunos de los nombres por los que se conoce a la zona donde se encuentran unos lavaderos junto a la iglesia de Santa Marina y que lo delimita la muralla por el Sur donde destaca una puerta que, con un arco apuntado de ladrillos, comunica la zona de los lavaderos con los jardines del convento de los Trinitarios, ya en el exterior de la muralla.

Estos nombres parece que hacen referencia al vertido de sangre que hacían las carnicerías o matadero que se encontraban en esta zona durante la Edad Media.

La puerta del Exangel que podría parecer un portillo por sus medidas nos daría una puerta mayor a la que le falta una parte importante de muralla, pero que conservándose con una anchura de muralla de más de tres metros , 2,35 m.  de anchura por 5 m. de altura máxima no se podría hablar de una pequeña puerta. No conserva restos de los quiciales de la puerta  pero es de suponer que sería una puerta con dos hojas de 1,15 m de anchas por 3,5 m de altas, por ser estas las medidas del hueco de la puerta en su tramo recto.

Los lavaderos forman un entorno ajardinado singular en el que se puede disfrutar de un  espacio en el que destaca el vaso de un lavadero grande y dos vasos o pilones menores que se comunican entre sí para abastecer de agua al lavadero. El conjunto muestra las canalizaciones en piedra que llevarían sus desagües hacia el sur atravesando la muralla junto al portillo de la muralla.